Glosario

Infecciones de orina durante el embarazo, ¿por qué se producen?

Durante el embarazo muchas mujeres padecen las temidas infecciones de orina o cistitis. Son muy frecuentes en este momento debido a varios factores, entre ellos: el ph de la orina cambia y se hace más alcalino; hay una mayor eliminación de proteínas por la orina lo que favorece la proliferación de bacterias. Además, los cambios anatómicos evitan que la vejiga se vacíe bien, esto puede provocar reflujo y, en consecuencia, infección.

Tratar las posibles infecciones de modo rápido y efectivo es fundamental pues hay riesgos serios para nuestro bebé como pueden ser las contracciones uterinas, el retardo en el crecimiento del bebé o incluso un parto prematuro.

Factores de riesgo en las infecciones de orina

Encontramos algunos factores de riesgo que es posible minimizar. Son los siguientes:

  • Asegúrate de realizar una buena higiene íntima después de ir al WC (siempre limpiando de delante hacia atrás).
  • Haber tenido infecciones antes.
  • Padecer diabetes.
  • Las relaciones íntimas. Procura orinar después de la actividad sexual para disminuir el riesgo de cistitis.

Durante el embarazo puedes padecer una infección pero ser esta asintomática por lo que se recomienda realizar análisis de orina regularmente. Tu médico o tu matrona te tendrán controlada en este sentido.

Síntomas de las infecciones de orina

En cuanto a los síntomas de las infecciones de orina son inequívocos, por lo que te resultará sencillo identificar si estás pasando por una:

  • Dolor o ardor al orinar.
  • Sensación continua de necesitar orinar aunque no tengas ganas.
  • Molestias en la parte del pubis con sensación de presión.
  • La orina puede aparecer turbia o incluso con algo de sangre.

Si tienes alguno de estos síntomas acude lo antes posible a tu médico para que pueda iniciar el tratamiento. Suele tratarse de antibióticos.

Recomendaciones para evitarlas

Si quieres evitar las recaídas, hay algunas recomendaciones que puedes seguir. Te las detallamos a continuación:

  • Bebe mucha agua repartida a lo largo del día.
  • Cuando tengas ganas de orinar ve al baño lo antes posible.
  • Utiliza productos de higiene íntima específicos.
  • Toma zumo de arándano, arándanos secos o bien comprimidos con arándanos. Son muy eficaces para prevenir las cistitis.

¿Has pasado por alguna infección de orina estando embarazada? ¿Cómo lo viviste?

Publicado el 30 Dic, 2015

Síguenos

Suscríbete

Descubre antes que nadie los lanzamientos y novedades de Suavinex

QUIERO SUSCRIBIRME