Hace una semanas tuvimos una colaboración muy especial en nuestro perfil de Instagram: un directo con la entrenadora personal Crys Dyaz;en el que desglosó los cuidados de la mujer durante el embarazo y el postparto. En él hablaba del EPI-NO. Te contamos todo lo que debes saber sobre él.

Qué es EPI-NO

EPI-NO es un dispositivo con un globo de silicona que va conectado con un tubo de silicona. Cuenta con un manómetro que mide la presión del interior del globo y también con una válvula para controlar la salida de aire.

Para qué sirve EPI-NO

Su nombre es una abreviatura de “episiotomía-no” pero, en realidad, ese no es su único cometido. Podemos decir que EPI-NO es un entrenador del suelo pélvico, que sirve también para flexibilizar la zona. En este sentido es complementario al masaje perineal que se recomienda realizar a partir de la semana 34 de embarazo con un aceite de masaje perineal.

Usando EPI-NO fortalecerás la musculatura de tu suelo pélvico, aprenderás a contraerla y relajarla y eso te facilitará en la recuperación postparto. Mediante su empleo, también flexibilizarás la zona del perineo y es aquí donde se le atribuye esa posibilidad de reducción de episiotomía.qué es epi-no mujer embarazada

Qué es una episiotomía

La episiotomía es un corte que se realiza en la zona de la entrada de la vagina de la mujer durante el parto. Antes se realizaba por protocolo, pero en la actualidad es una práctica desaconsejada por la OMS.

Sí que hay unos supuestos en los que es necesaria y son todos aquellos que ponen en peligro real la supervivencia del bebé. Hablamos de bebés prematuros o muy pequeños; bebés con la cabeza o los hombros muy grandes que no pueden salir por el canal de parto; en caso de que haya que utilizar los fórceps; o si el monitor fetal indica pérdida de latido.

Por tanto, teniendo en cuenta estos factores, será el profesional médico que te atienda en el parto quién decidirá si la episiotomía es necesaria. Es decir, evitar la episiotomía no siempre va a ser posible ni estará del todo en tus manos.

Complicaciones tras una episiotomía

La preocupación por acabar con las episiotomías rutinarias viene motivada por los posibles problemas que puede tener la mujer después:

  • Molestias e incluso dolor al mantener relaciones sexuales
  • Estreñimiento severo
  • Incontinencia urinaria
  • Peor recuperación de la zona perineal
  • En los casos graves, prolapsos o caída del útero

De ahí la importancia de cuidar y ejercitar el perineo antes de dar a luz.

Cuidar de la zona perineal, más que usar EPI-NO

Como comentábamos más arriba, usar EPI-NO sirve para flexibilizar la zona perineal, pero no es la única manera. El masaje perineal es una forma estupenda de hacerlo, que puedes realizar tú misma (o tu pareja si la tienes).

Cómo hacer el masaje perineal

qué es epi-no mujer embaraza sujeta barrigaPara ello, puedes colocarte en cuclillas, permanecer semisentada, pararte de pie levantando una pierna… Se trata de que estés cómoda y llegues de manera fácil.

Una vez localizada la postura en la que te sientas más cómoda, relájate. Comienza el masaje introduciendo los dedos pulgares en la vagina unos 4 ó 5 cm. El masaje consta de cuatro movimientos: con los dedos pulgares debes presionar hacia el recto; hacia delante; a un lado; y al otro.  Repite varias veces este gesto. Es posible que sientas una ligera molestia, es normal no te asustes.

¿Conocías las características del EPI-NO? ¿Lo has probado? Comparte con nosotros tu experiencia.