Glosario

¿Embarazada y despistada? ¿Por qué se me olvidan las cosas?

embarazada y despistada

¡Qué despiste! Esta será una de las frases que más utilices durante tu embarazo, especialmente en el último trimestre. Ya se sabe, embarazada y despistada. A medida que tu barriguita crece es posible que el número de olvidos, despistes y fallos de memoria vaya también en aumento.

¿Crees que estás perdiendo facultades?

Ni mucho menos, los despistes son totalmente normales y esperables durante el embarazo. Y ello no significa que tu cerebro haya optado por una slow life. Lo que sucede es que durante la gestación todos los cambios físicos y hormonales que sufrirás conllevan alteraciones bruscas, no sólo en el estado de ánimo sino también en la memoria y la concentración. Pero, no temas, esto es transitorio. No te vamos a engañar, cuando tengas a tu bebé quizá estos problemillas continúen, fruto de la falta de sueño y descanso principalmente. Pero algunas investigaciones han demostrado que el embarazo estimula y mejora la actividad cerebral de algunas zonas del cerebro de la mujer. En este caso, eso de que la maternidad nos empodera, ¡es una gran verdad!

¿Cómo podemos mejorar esos despistes u olvidos?

  • Dormir y descansar es uno de los pilares básicos. La falta de sueño afecta a cualquier persona, restándole efectividad en su trabajo. Aumentan los olvidos o impide que piense con claridad. Muchas futuras mamás sufren de insomnio. Cuando el volumen de la barriga es considerable es difícil adoptar buenas posturas para un óptimo descanso. Si por la noche no descansas, tómate un par de ratitos durante el día para echar una cabezadita o bien para relajarte y desconectar.
  • Intenta ordenar lo que haces, si estás haciendo una cosa acábala antes de pasar a otra, no lo dejes a medias. Hacer las cosas de una en una te permitirá estar más concentrada.
  • Igual que se recomienda el ejercicio físico durante el embarazo, ¿qué tal un poco de ejercicio mental? Lectura, juegos de concentración y estrategia como el ajedrez o incluso hacer pasatiempos son estupendas maneras de hacer que nuestro cerebro no se duerma en los laureles.
  • Todo siempre en el mismo sitio, nada de dejar las cosas en cualquier lado. Una carpeta para guardar todos los papeles del médico con tus citas y revisiones, una bandejita en el hall para vaciar los bolsillos al llegar a casa.
  • Una pequeña libreta en el bolso donde poder apuntar aquello que no quieres que se te olvide hoy. Un pensamiento que quieres compartir con tu pareja. Y hasta la lista de la compra si hace falta.
  • Y si la recta final se hace muy cuesta arriba apóyate en tu pareja, en tu familia, en tus amigos. El mejor consejo que podemos darte es recordarte que ni eres Súperwoman ni nadie espera que lo seas. Y nuestros seres queridos están ahí para ayudarnos y apoyarnos en momentos donde tú lo que necesitas es parar y descansar.

¿Crees que estos sencillos consejos podrán ayudarte a superar algunos de tus despistes?

 

Publicado el 16 Abr, 2015